¿Todas las personas son creativas?

On septiembre 25, 2014 by Ana Ginés

Por: Mtro. Jesús Omar Silva Vega

creatividad1

Seguro que lo son, pero de muy diferentes maneras y en diversos grados. Hay una gran diferencia entre la canción popular que escribiste y una sinfonía de Beethoven.

La creatividad es definida como la forma de presentar un problema a la mente con claridad (ya sea imaginándolo, suponiéndolo, contemplándolo o meditándolo). Para muchos este puede ser un problema del fin del mundo y quedarse bloqueado en la forma de cómo resolverlo, mientras que para otros más, es el problema con la más fácil de las soluciones, solo con imaginarlo y procesarlo en su mente. Sin embargo todo esto se tiene que desarrollar, entender y entrenar día a día.

Pero, ¿cuantas formas de ver y aprender la creatividad tenemos?

Creatividad mimética (imitar)

La mímesis es un término que ha llegado a nosotros desde los antiguos griegos, que significa imitar o remedar. Esta es la forma más rudimentaria de la creatividad. Varios animales desde los cuervos hasta los orangutanes tienen la capacidad de crear herramientas simplemente al observar a otras criaturas. Es la base del proceso de aprendizaje.

Una forma a menudo pasada por alto de la creatividad es simplemente tomar una idea de un área o disciplina y aplicarla en otra. El fallecido cofundador y presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs consideraba esta capacidad de moverse a través de los límites para adaptar las ideas como la clave para la creatividad útil.

“La creatividad es simplemente conectar cosas. Cuando le preguntas a las personas creativas cómo hicieron algo, se sienten un poco culpables porque realmente no lo hicieron, simplemente vieron algo. Les pareció obvio después de un tiempo. Eso es porque fueron capaces de conectar experiencias que han tenido y de sintetizar nuevas cosas”

creatividad2

Creatividad bisociativa

Aunque a menudo la conexión de ideas es realizada a través de medios más contemplativos, puede ser estimulada mediante el bombardeo de la mente con una lluvia de ideas. La creatividad bisociativa está basada en la dinámica electrizante de las tres F de:

Fluidez: Es más productivo tener muchas ideas sin pulir que pocas “buenas” ideas porque entre mayor sea la diversidad de ideas, es mayor el rango de posibles soluciones.
Flexibilidad: A menudo tenemos la idea “correcta” pero la hemos colocado en el lugar “equivocado”, así que tenemos que moverla por ahí para ver donde se ajusta mejor para cumplir con nuestros desafíos.
Flujo: No somos creativos bajo presión. Tenemos que estar tanto estimulados como relajados para extraer la energía necesaria para crear. Las ideas se vuelcan sin problemas cuando comenzamos a disfrutarlo.

Creatividad analógica

Los grandes innovadores, desde Arquímedes en la bañera hasta Einstein montando su ascensor de la relatividad, han utilizado analogías para resolver problemas complejos. Nosotros usamos analogías para transferir información que creemos que entendemos en un dominio (la fuente) para ayudar a resolver un problema en una zona desconocida (el objetivo). Por ejemplo en una ocasión, un periodista le preguntó a Albert Einstein si le podría explicar la teoría de la Relatividad. Einstein le contestó que sí, por supuesto, siempre que el periodista le pudiera explicar cómo se fríe un huevo. El periodista le dijo que sí que le podía explicar como se freía el huevo y Einstein le dijo:

“Pues explíquemelo, pero imaginando que no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite ni el fuego”

Las analogías pueden ser utilizadas para alterar el pensamiento habitual con el fin de dar paso a nuevas ideas. Es decir, podemos tomar algo que creemos que conocemos y utilizamos la analogía para hacerlo desconocido.

creatividad3

Creatividad narrativa

¿Alguna vez has escuchado a un niño que intenta contar correctamente una historia? O tal vez tienes un amigo cercano que siempre arruina el final de un buen chiste. Ambos son ejemplos de lo difícil que es contar una historia de manera coherente, significativa y convincente.

Las historias son una compleja mezcla de personajes, acciones, tramas, descripciones y gramática. La narrativa es una historia comunicada en secuencia. Se trata de cómo es contada la historia. Las historias pueden ser fácilmente deconstruidas y reconstruidas para hacer diferentes versiones o nuevos brebajes. Las personas creativas hacen muchas preguntas, tienen una intensa curiosidad por todo lo que sucede a su alrededor, de manera muy similar a los niños, aprendemos a mirar el mundo de una manera diferente, poniendo el acento en lo extraordinario y dejando en segundo plano lo ordinario.

Creatividad intuitiva

Aquí es donde la creatividad se vuelve más grande y posiblemente más allá de nuestro alcance. La intuición se trata tanto de recibir ideas como de generarlas. La idea básica es distraer y relajar la mente para crear un estado de conciencia fluido donde las ideas lleguen fácilmente.

Puede que no seas un Shakespeare, un Steve Jobs o un Leonardo da Vinci, pero siempre puedes trabajar para aumentar tu propia capacidad creativa. Todos estos enfoques están al alcance de tu mano sólo tienes que seguir intentando cosas nuevas. El pensamiento creativo puede ser una aventura emocionante y excitante, pero no siempre es así, para llegar a un buen puerto en la creatividad se necesita un buen manojo de MOTIVACION Y DETERMINACIÓN.

@omsive

300

Trackbacks & Pings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *